Joseph Phelps Presenta su Nueva Linea

Nueva línea de vinos Joseph Phelps en PR

Por Pedro Marbán

Con la visita a Puerto Rico de Damian Parker, Vicepresidente y Director y Mike McEvoy, Vicepresidente y Director de Ventas de las Bodegas Joseph Phelps, quedaron presentados en sociedad los nuevos vinos de estas bodegas, de cuyos viñedos emergen los excelentes Insignia y Backus, entre otros.

Damian Parker

Damian Parker

En el marco, más que adecuado, del restaurante Santaella en la Placita de Santurce y con la amena compañía también del representante de vinos, Carlos Montalvo y Brenda Lugo, de V. Suárez, comenzamos con un Chardonnay a modo de recepción, pasando luego al primer vino a degustar, un FogDog Pinot Noir 2011, con 10 meses en barrica. De color púrpura claro en copa, este vino resultó tenue en nariz, muy agradable en boca, con sabores semejantes a cereza y un post gusto suave, con un aroma floral que logra tanto el clima balanceado en California como las semanas en maceración para esta producción. El chef Santaella envió, para acompañar este vino, unas tapas de pincho de atún y croquetas de papa con chorizo picado, anticipando un festival de exquisita gastronomía al que tiene acostumbrada a su fervorosa clientela.

Nueva Llinea

Nueva Llinea

El siguiente vino fue un Joseph Phelps Pinot Noir 2011, Firestone Vineyard, entre 14 y 15 meses en barrica, dulce en nariz, suave y rico en boca, con alguna reminiscencia vegetal, de post gusto permanente, alargado en sabor, buen vino que fue acompañado por una sopa de viandas con setas.

Un Pinot Noir 2010, Quarter Moon Vineyard, con 14 meses en barrica, siguió en la cata, mostrando un color rojo intenso en copa, con nariz floral y sostenida, muy placentero en boca con algún sabor a hoja de tabaco y jalea, post gusto pleno, resultó en su tejido completo un muy buen vino, pareado con unas setas con queso de cabra y pimiento rojo.

El Joseph Phelps Syrah 2010, Napa Valley, fue el cuarto vino presentado, con nariz intensa, dulce en boca y post gusto suave, elegante, de muy buen nivel, muy recomendable para beber en la apertura de una recepción en casa, y que logró su cometido al parearlo con un gratinado de lechón y salchicha italiana picados en un puré de batatas, amarillo y queso de bola.

La degustación siguió con el Joseph Phelps Cabernet Sauvignon 2011, Napa Valley, con 18 meses en barrica, que resultó un muy buen vino de color púrpura oscuro, profundo en copa, de nariz picante, boca fresca, floral, y post gusto dulce, exquisita producción que fue acompañada por tiritas de churrasco al chimichurri con puré de amarillo, plátano y yautía, más un arroz manposteao, y que marcó el punto más alto hasta entonces en la presentación.

El último vino fue el cierre perfecto, anticipando el postre: el Insignia 2010, un “blend” 84% Cabernet Sauvignon, 10% Petit Verdot, 4% Merlot y 2% Malbec, de Napa Valley, de color púrpura intenso en copa, con perfumes frutales en boca y post gusto con algo de especias en su vuelo de exquisita permanencia.

Insignia

Insignia

Un vino exquisito, muy bien logrado, que cerró la presentación de la nueva línea de Joseph Phelps, pero no la amable reunión que alcanzó otro punto, fuera de programa, con un Insignia Magnun 2001, gentileza de uno de los invitados, y un Backus 2010 servido por Montalvo, que fueron las joyas de la corona de la degustación, muy bien servida por el camarero del restaurante Santaella, Pedro Chacón.

Los viñedos Joseph Phelps, fundados en 1973 por Joe Phelps, están localizados en más de 600 acres en Spring Valley, y divididos en áreas como Napa Valley, Sonoma Coast, Freestone, Pastorale y Quarter Moon, las que producen Pinot Noir, Cabernet Sauvignon, Chardonnay, Merlot, Sauvignon Blanc y Malbec.

Don Q Gran Añejo Premiado

Don Q Gran Añejo Recibe Máximos Galardones en importantes competencias internacionales de Ron.

Don Q Gran Añejo

Don Q Gran Añejo

Destilería Serrallés, Inc. y su producto Don Q Gran Añejo están de celebración ante las noticias de los premios que este producto ha recibido en competencias internacionales en las cuales Gran Añejo se midió frente a otros rones finos del mundo.

El primero de estos premios se otorgó en la reciente edición del “2014 Rum XP International Tasting Competition”, celebrada en Miami como parte del “Rum Renaissance Festival”, y en la cual compitieron 133 de los mejores rones del mundo.
En esta ocasión, Don Q Gran Añejo cargó con la máxima medalla en la categoría de Ron Añejo Premium, siendo catalogado este ron puertorriqueño como el Mejor en su Clase, o “Best in Class”.

Don Q. Premio 1

Este galardón lo otorgaron 24 jueces, considerados a nivel mundial como los expertos conocedores de este espíritu destilado. El resultado se dio tras haber realizado diversas catas a ciegas en 17 categorías de rones durante tres días en que dichos jueces fueron acuartelados para este importante desafío.

El otro premio otorgado también a Don Q Gran Añejo fue en la reciente edición del 2014 Ultimate Spirits Challenge, en el cual este ron super Premium de Puerto Rico cargó con tres reconocimientos principales. El primero de éstos fue una puntuación de 96, con una descripción de “Extraordinary Ultimate Recommendation” por los jueces de dicha competencia. De igual manera, Don Q Gran Añejo recibió el máximo galardón del “Chairman’s Trophy Award”, como el mejor ron súper Premium de la competencia así como un reconocimiento especial como “Rare, Tried & True” en la categoría de rones finos.

Premio

Premio

Esta competencia anual reúne expertos catadores y críticos de rones finos de todo el mundo, y quienes evalúan cada espíritu desde sus procesos iniciales y elaboración hasta el producto final en catas a ciegas bajo estrictos parámetros, para medir la excelencia de cada producto competidor.

Don Q Premio 3

“En Destilería Serrallés estamos de fiesta ante estos premios máximos alcanzados por nuestro Don Q Gran Añejo. Estos reconocimientos que nos conceden los críticos y expertos internacionales, reafirman nuestra pasión por la excelencia de casi un siglo y medio elaborando los rones más excepcionales de Puerto Rico. Este reconocimiento pertenece a todo el equipo de trabajo en Serrallés y nos incentiva a continuar alcanzando metas a nivel internacional, para llevar el nombre de Puerto Rico alrededor del mundo a través de la extraordinaria calidad de nuestros rones”, comentó Roberto J. Serrallés, vicepresidente de la empresa.

Sobre Destilería Serrallés, Inc.:

Por 149 años, Destilería Serrallés ha mantenido su tradición de excelencia en la elaboración de rones excepcionales en Puerto Rico, siendo éstos reconocidos entre los mejores del mundo. Su marca líder, Don Q, producido en Mercedita es el ron premium de Puerto Rico y el de mayor venta en la Isla.

Su línea de productos incluye: Don Q Cristal, Don Q Gold, Don Q Añejo, Don Q Gran Añejo, Don Q Limón, Don Q Coco, Don Q Mojito y Don Q Pasión. Para mayor información, acceda: http://www.destileriaserralles.com

AmorEterno Por La Viuda

Veuve ClicquotEl amor Eterno por la Viuda…de Clicquot
Por Pedro Marbán

Burbujas, utopías, arte, cultura urbana, poesía, viajes, moda…todo envuelto en el manto mágico de una “Viuda” legendaria, adorable, llamada Madame Veuve De Clicquot que, desde Francia, envuelve el paladar del mundo creando a partir del champagne, las exquisitas notas del placer y la educación por el buen vivir.

Veuve Clicquot

La noche de la Viuda de Clicquot tuvo su centro de la escena en Arquetipo, en Santurce, Puerto Rico, donde el ambiente urbano, de ciudad “chic” con un toque de “art decó”, cobija entre sus paredes y su ambientación interior el toque justo para recibir a tan apreciada dama.
Veuve Invitados

Remi Coubronne

Remi Coubronne

Rémi Coubronne, Director de Comercio y Mercadeo de Veuve Clicquot para Canadá, LATAM/Caribe, Medio Oriente y África, de visita en Puerto Rico para la ocasión, definió al comienzo de la noche el sentido de la actividad:

“Presentar en sociedad a “Clicquot Urbana”, que es un nuevo concepto para la gente que le gusta el arte, la gastronomía, el diseño, la moda, envuelto en un estilo que fue realizado aquí, en Puerto Rico, para toda esa gente que hace de la Viuda una parte esencial de su vida”.

Veuve Clicquot anima el party

El ambiente que nos rodeaba, invitados elegantes, sonrientes y amables, le ponía un acento concreto a la introducción de Coubronne, mientras el joven artista plástico, Gabriel Nieto, pintaba una enorme imagen de la Viuda sobre un lienzo negro desplegado desde lo alto de una de las paredes de Arquetipo.

Gabriel Nieto

Gabriel Nieto

PM ¿Cuál diría usted, Coubronne, que es el país que más consume champagne la Viuda y el que menos lo hace, en Latinoamérica?

RC “Diría que hay volúmenes grandes en países grandes y un volumen per cápita, más directo, y en ese sentido, aquí en Puerto Rico, es muy alto. El puertorriqueño consume más, en esa estadística per cápita, que el brasileño, el mexicano, el colombiano. Colombia, con ser un país muy grande, consume menos que Puerto Rico, a nivel del volumen por cliente. Aquí, la Viuda es el número uno en champagne en volumen de ventas, demostrando que al puertorriqueño le gusta lo bueno, lo que tiene calidad”.

Un coro de copas con la Viuda de Clicquot chocando en brindis a nuestro alrededor volvía, otra vez, a respaldar lo dicho por Coubronne, en tanto la contagiosa música electrónica ponía a mover a más de un cuerpo.

PM ¿Hasta qué punto la cava de España o el prosecco de Italia, cada vez más masificados, se han convertido en competidores de la Viuda?

RC “Yo no diría que son competidores, son dos productos con un nivel de precios muy distinto, el consumidor de champagne, de Viuda, sabe lo que consume, sabe lo que tiene detrás. Creo que todo ayuda, porque los consumidores de esos espumosos van a llegar al champagne, a la Viuda. Están educándose en la burbuja y eso es bueno para nosotros’.

PM Y como reacciona un hombre como usted, conocedor y ejecutivo de este champagne, cuando alguien a su lado, en una barra, en una mesa, pide cava llamándole champagne y el camarero, cuando le sirve, le reafirma “aquí está su champagne, señor”.

RC “Pues, haciendo nuestro trabajo de educación, de entrenamiento, de los somelliers, de las barras, los restaurantes, explicando a la gente lo que es la región de Champagne, que es muy pequeña, en Francia, que hace un producto excepcional. Pero no me molesta explicar cuando alguien, en cualquier lugar del mundo, tiene esa confusión”.

El diálogo llegó a su punto final porque el volumen de la fiesta aumentaba, con una degustación abundante y bien servida de la Viuda de Clicquot, que fue acompañada por varias tapas como bolitas de queso y chorizo, quesadillas con setas y pollo con toque asiático, entre otras, enviadas desde la guagua gastronómica de la Viuda, estacionada en el exterior de Arquetipo.

Amanda Diaz, Matilde Cordova y Lupe Vazquez

Amanda Diaz, Matilde Cordova y Lupe Vazquez

Fue una noche espléndida, reafirmando con la Viuda aquello de vive la vida, que para mañana es tarde…

Historia de Vinos o Vinos con Historia

DEHESA DE LO CANÓNIGOS
Por Pedro Marban

Historia de vinos o vinos con historia

De la mano de Pedro Alvarado, enólogo de la bodega Ballester Hermanos, presentaron una cata de cuatro de sus vinos seleccionados para la ocasión, los hermanos Iván y Belén Sanz, herederos y actuales conductores de la bodega Dehesa de los Canónigos.

Pedro Alvarado con Belen e Ivan Sanz

Pedro Alvarado con Belen e Ivan Sanz

Ubicada a orillas del río Duero, la finca de 600 hectáreas dedica unas 60 a sus viñedos en las que habitan variedades de Tinto Fino, Cabernet Sauvignon, Merlot y Albillo, y reúne un conjunto de pequeñas edificaciones, entre las que destaca el atractivo de un palomar del siglo XIX restaurado, que alberga más de 1,000 aves, y una capilla de la misma época también rehabilitada, alrededor de un caserón en el que vive don Luis Sanz, propietario y padre de Iván y Belén, junto a su familia.

Dehesa de los Canónigos fue la primera finca en la repoblación del Duero a mediados del siglo XIX, con vides de Borgoña, a manos de los monjes bajo el mandato del tercer Abad de Santa María de Balbuena. En 1931 fue comprada por los abuelos de Iván y Belén, Idelfonso y Vicenta y a principios de los 80 pasó a manos de Luis, padre de los actuales conductores de la empresa familiar. Tanto su historia como la de sus vinos han ubicado a Dehesa de los Canónigos en una de las joyas del enoturismo en la zona de Pesquera del Duero, en Valladolid.

La cata

Vinos Dehesa

Vinos Dehesa

Nos reunimos en una degustación que incluyó almuerzo en el restaurante Capital, del Chef José Enrique, en el edificio City View en Guaynabo. Luego de contar, alegremente, que hacían gestiones para quedarse un día más en Puerto Rico, contagiados por el buen clima y el ambiente de nuestras playas, fuera de agenda y camino a Panamá, Iván Sanz sintetizó el desarrollo de los viñedos y Belén estuvo a cargo de la introducción de los vinos a catar.

Una picadera con chicharrones de camarón, bolitas de queso y empanadillas de carne de cordero de chef José Enrique, fueron el marco de apertura a la degustación de los vinos.

Camarones al Ajillo

Camarones al Ajillo

Un Dehesa de los Canónigos cosecha 2009, 88% tinto fino y 12% Cabernet Sauvignon, con 15 meses en barrica de roble americano, y el Dehesa de los Canónigos Selección Especial 2006, 88% tinto fino y 12% Cabernet Sauvignon, con 18 meses en barrica de roble americano tostado medio, grano fino, de uno a dos años de edad, abrieron la degustación.

Sobre el primero, Belén destacó que la añada 2009 fue excelente, que no causó problemas y logró este vino, que le dio la razón y percibimos con buena persistencia en nariz, intensos y profundos matices en boca, y una extensa, afrutada permanencia en el post gusto, que con el correr de los minutos en copa abierta afianzó su excelente nivel. Muy buen vino para tomarlo sin acompañantes, y también, altamente recomendable para acompañar cortes de carnes de res.

El Selección Especial 2006, envolvente en nariz, suave en boca al principio y un cálido post gusto, fue logrando un equilibrio más profundo al paso del tiempo para destacar los aromas frutales que descansan en su interior. Un vino agradable, con notas correctas al final de la prueba en paladar. Probablemente con una guarda de un año y servido decantado, lo favorecerá.

El almuerzo a elección entre pez espada con ensalada, camarones al ajillo con chorizo y mofongo de yuca, ensalada tropical, o filete miñón sobre arroz manpostea’o, de excelente nivel según las opiniones de cada “elector”, abrió camino a la segunda parte de la degustación de los vinos Dehesa.

Ensalada Tropical

Ensalada Tropical


Filete Mignon y Arroz Mamposteao

Filete Mignon y Arroz Mamposteao

El Dehesa de los Canónigos Reserva 2006, 85% tempranillo, 12% Cabernet Sauvignon y 3% Albillo, con 24 meses de roble americano y 4 meses de ese lapso en roble francés, resulto en otro vino de alta calidad y excelentes matices que van desde un aroma perfumado en nariz, profundo, hasta un notable equilibrio en boca, consistente, con cierto matiz chocolatoso, y un
post- gusto extenso, amable, grato a los sentidos. Otro vino excelente de la marca, también muy recomendable.

Finalmente, el Dehesa de los Canónigos Reserva 2005, 85% Tempranillo, 12% Cabernet Sauvignon y 3% Albillo, con 24 meses en roble americano tostado medio-alto, de uno y dos años de edad, resultó profundo en nariz, entre picante y afrutado en boca, pero con notable equilibrio posterior, y un post gusto largo, persistente, que también consigue su lugar entre los vinos presentados.

Degustación equilibrada, bastante pareja en los logros obtenidos por cada vino, con dos de ellos, Dehesa de los Canónigos cosecha 2009 y Dehesa de los Canónigos Reserva 2006, como los más acabados y exquisitos de la muestra.